Libros

Publicado el por

 

El PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN, JOSÉ RICARDO PARDO GATO, PRESENTA EN LA CAPITANÍA GENERAL DE GALICIA SU OBRA: “REGIMIENTOS MILITARES EN GALICIA. HISTORIA Y EVOLUCIÓN” (TOMOS I Y II)

Autor: José Ricardo Pardo Gato

El día 14 de marzo de 2019 José Ricardo Pardo Gato, presidente de nuestra asociación y teniente RV, presentó en la Capitanía General de Galicia los dos tomos que componen el libro del que es autor, bajo el título: “Regimientos militares en Galicia. Historia y evolución”; obra editada por la Diputación Provincial de A Coruña.

El acto, presidido por el General Jefe de la Fuerza Logística Operativa, el general Francisco Javier Sánchez Fernández, contó con un numeroso público que abarrotó el Patio de Armas de la Capitanía General.

En su intervención, antes de exponer -sin servirse de referencia escrita alguna- las líneas maestras del  meritado libro, el autor agradeció a todo el personal y a las instituciones que hicieron posible que este viera la luz; en especial, hizo hincapié en sus agradecimientos al Cuartel General de de la FLO, la propia Diputación Provincial de A Coruña, así como al Instituto de Historia y Cultura Militar, y Centro de Historia y Cultura Militar Noroeste.

Por su parte, la Diputada Provincial Patricia Blanco Fidalgo valoró y reconoció al autor la investigación histórica desarrollada y que se ha visto plasmada de forma brillante en estos dos tomos. Y el General Sánchez cerró el acto subrayando que el teniente RV Pardo Gato ha puesto en valor la historia de los Regimientos y de Galicia en este libro, y le transmitió su enhorabuena por esta extraordinaria obra.

LA BRIGADA LIGERA  AEROTRANSPORTABLE. DEL PASADO HONOR, DEL PRESENTE ORGULLO

Autor: José Ricardo Pardo Gato

Edición: Ministerio de Defensa

La Brigada Ligera Aerotransportable (BRILAT) es una gran unidad de infantería lige­ra especialmente apta para su empleo en terrenos difíci­les y climatología adversa, escenarios donde el valor y el adiestramiento del combatiente alcanza su plenitud.

Está organizada, equipada y adiestrada para ser pro­yectada en un breve plazo allá donde las exigencias de la defensa nacional lo requieran, pudiendo utili­zar cualquier medio de transporte, incluido el aéreo.

Posee un equilibrado conjunto de capacidades de combate, así como autonomía logística, al objeto de ser empleada en todo tipo de operaciones convencionales, tanto de carácter ofensivo como defensivo, de forma autónoma o encuadrada en una estructu­ra de fuerzas de carácter nacional o multinacional.

Este libro, en esencia, viene a rendir el debido homenaje a esta gran unidad militar que el 24 de enero de 2016 cumplió cincuenta años de existencia sin dejar de ser una de las más operativas del Ejército español, pero también de las más involucradas y participativas en labores humanitarias y de apoyo a la ciudadanía.

Para lograr sus objetivos cuenta con un importante elenco de unidades, tanto de infantería como de artillería, caballería, logística o de ingenieros, algunas de ellas herederas de gloriosos historiales de viejos y excelsos regimientos, sucesores a su vez de antiguos tercios, cuyas arraigadas tradiciones, unidas al espíritu forjado por los hombres y mujeres que han integrado y componen sus filas, hacen que el soldado de la BRILAT “Galicia” VII enarbole orgulloso el lema: “Del pasado, honor; del presente, orgullo”.

 

2ª EDICIÓN DE LA HISTORIA DEL CUARTEL DE ATOCHA

Autor: José Ricardo Pardo Gato

Tras agotarse los ejemplares de la primera edición del libro “Del Cuartel del Príncipe al Acuartelamiento de Atocha. Vida militar coruñesa”, del que es autor José Ricardo Pardo Gato, en enero de 2020 sale a la luz la segunda edición de esta obra.

En esta nueva reimpresión se mantiene, de ordinario, el contenido primigenio del estudio histórico, teniendo en cuenta que se trata de un trabajo que pone en valor el más de siglo y medio de existencia de este importante edificio.

En los cuatro años transcurridos desde la primera edición, la fisonomía del acuartelamiento no se ha visto prácticamente alterada. Y pese a que sí han variado, en algunos casos, los nombres de los mandos de las unidades presentes en el mismo, no se ha querido trastocar la esencia de la primera edición, por cuanto las instituciones y unidades que alberga siguen siendo, en general, las mismas.

Por ello, se mantiene inalterable la presentación del que fuera Jefe de la Fuerza Logística Operativa, el General de División Francisco Javier Abajo Merino, así como la literalidad del prólogo del que también fuera alcalde de A Coruña, Francisco Vázquez y Vázquez. E igualmente reiteramos, en la parte de atrás de la cubierta de la obra, las palabras del presidente del jurado calificador del Premio Literario “Fernando Arenas”, José Manuel Liaño Flores; reconocimiento del que se hizo acreedor este ensayo en la edición del año 2015.

«DEL CUARTEL DEL PRÍNCIPE AL CUARTEL DE ATOCHA. VIDA MILITAR CORUÑESA»

Autor: José Ricardo Pardo Gato

A la fecha de inauguración de la construcción principal del Cuartel de Atocha, cuyo 150 aniversario se conmemoró en el último mes de 2014, este acuartelamiento era -y sigue siendo- el edificio público de mayores dimensiones y de los de mayor influencia urbanística en la ciudad de A Coruña y su entorno, como lo evidencia el hecho de haber sido elegido por la Delegación de A Coruña del Colegio de Arquitectos de Galicia como construcción señera para la celebración del Día Mundial de la Arquitectura de 2005 en A Coruña y haber recibido en 2014 el Premio Batalla de La Coruña.

Una mera visión del edificio a principios del siglo XX bastaría para comprender la enorme repercusión que el mismo debió suponer, ya no solo para los soldados y mandos que lo habitaban por aquel entonces, sino para el resto de la ciudadanía en general, cuya imagen a buen seguro impactaría a la luz de sus ojos ante la magna sobriedad y pureza de líneas que preside su estilo clásico.

El fin militar que lo vio nacer sigue siendo siglo y medio después el leitmotiv de su significado práctico: un edificio perfectamente actualizado y adaptado a las necesidades castrenses de cada momento y circunstancia histórica, y que ha tenido, de siempre, una vinculación muy especial con el Arma de Infantería; ello sin  perjuicio de contar también con una unidad de Ingenieros que ha venido ocupando el conocido propiamente como “patio de Ingenieros”.

Esta legítima representación asentada en la Infantería cabe reservarla, inicial y fundamentalmente, a los ilustres Regimientos Zamora nº 8 e Isabel la Católica nº 54 -o el más conocido nº 29, calificativo por el que llegó asimismo a conocerse como “Cuartel del Regimiento de Infantería Isabel la Católica nº 29”, o, simplemente, “Cuartel de Infantería Isabel la Católica”-; y, más adelante, por la Brigada Aerotransportable;  hasta llegar a la actualidad, cuando la Fuerza Logística Operativa sitúa en esta sede la Unidad de Apoyo a su Cuartel General.

Pero esta guarnición ha servido también de hábitat y cobijo de otros muchos regimientos, batallones, compañías o unidades de muy diverso signo: los Grupos de Operaciones Especiales (GOES) -herederas a su vez del historial del Regimiento de Infantería “La Victoria”-, el 8º Regimiento de Intendencia, diversas Unidades de Sanidad, Batallones de Transmisiones, la Agrupación Mixta de Ingenieros de la División de Infantería “Galicia” nº 81 y la Agrupación Mixta de Ingenieros, Unidad de Servicios de Acuartelamiento (USAC), Unidad de Tropa del Gobierno Militar, la Unidad de Transmisiones Regional (UTR) y la Unidad de Tropa del Cuartel General de la Fuerza Logística Territorial; así como otros muchos organismos militares carentes de tropa propia.

Pensemos, sino, en el importante número de soldados que en determinados momentos ha llegado a albergar entre sus muros, lo que en buena lógica obligaba a la imprescindible adaptación de las instalaciones para posibilitar su acogimiento y la logística que ello implicaba. Así, por ejemplo, durante la Guerra Civil el grueso de las tropas alojadas superaba las 3.000 unidades, la actividad desarrollada por la Brigada Aerotransportable (BRIAT) comprendía en torno a 2.000, y, más cercanamente, con motivo de la instrucción al reclutamiento a través de personal de reemplazo y la puesta en práctica de los Núcleos de Instrucción de Reclutas (NIR), unos quinientos soldados cohabitaban entre sus pasillos, escaleras, patios y salones, sin contar las unidades administrativas encargadas de su organización y adiestramiento.

Datos y cifras que ponen en valor la raigambre de unas instalaciones pero también, a su vez, sus enormes posibilidades presentes y futuras como edificio militar por excelencia, así concebido en su origen y que el tiempo ha venido a dar la razón a aquellos que lo gestaron como tal. Un edificio de enorme solera que enriquece y hace resplandecer el patrimonio militar español, pero también el monumental de una ciudad que mira cara al mar y que, desde antiguo, ha dado cobijo a un rosario de baluartes, promontorios, defensas y acuartelamientos que, como el de Atocha, no hacen más que enaltecer su longeva historia.